Hace una semana recibí una carta muy particular del Banco Credicoop, entidad en la que tengo cuenta y cuya presidencia está a cargo del candidato a Diputado Carlos Heller.

La misma constaba de dos comunicados: en uno el Banco me informaba que le había otorgado licencia a Carlos Heller desde el 9 de Mayo hasta el 30 de Junio para poder desempeñar las acciones de su campaña política, y que mandaba comunicado por petición del mismo Heller; en el otro Heller manifestaba los principios de su campaña.

Esto es una tomada de pelo. Es lo mismo que el presidente de una prepaga, se tome licencia por enfermedad y le mande una carta a todos los afiliados contándoles la noticia.

¡Qué tendrá que ver! ¡Qué nos importa!

Es una total malversación de fondos con fines publicitarios. Además, ¿la licencia es a partir del 9 de Mayo y mandan la carta un mes después, cuando ya estamos pisando las elecciones?

Es una inmoralidad, un atropello, que este individuo saquee así los fondos del Banco para promocionarse.

Lo que más me llama la atención es que su slogan propagandístico es “Distribuir mejor para seguir creciendo”, o sea, si ahora que no es diputado usa los fondos del Banco que preside para auto publicitarse, si ganara la banca en el Congreso (Dios no lo permita) ¿qué chanchullos personales fraguaría con los fondos del Estado?

Una vergüenza.

¿Te gustó? ¡Compartilo!