Sí, leyeron bien. Eso es lo que nos dice la campaña de Gabriela Michetti. Veamos las gráficas y hagamos un análisis.

michetti3

En primer lugar observen que sale su cara en primer plano. Su cara. Tan ampliada que no entra en el afiche. ¿Será tal vez porque no quiere que se la vea sentada en una silla de ruedas?

El fondo: negro, que significa estatismo, muerte.

El logo del Pro, que no es otra cosa que un triángulo, igualito al universalmente conocido botón “play” de los electrodomésticos.

Los colores: Gabriela en blanco, que es pureza. Michetti y el logo en amarillo/naranja/marrón ese tono tan indefinido y que con tantos matices sale según el tratamiento de impresión de cada medio. ¿Qué significan estos colores? Pues alegría de vivir, calor, juventud, vida saludable.

En otras palabras, se está apelando a nuestra lástima. Se nos pide que nos pongamos en posición de Dios, digamos ¡Levántate y anda!, apretemos el botoncito (la votemos) y ella feliz.

¿Que exagero? ¿Que es una falta de respeto?

Pues por supuesto que no.

Esta señora se abusa de su condición para hacer campaña y encima después negarla. Hace un mes dijo a Clarín que “Por ahí el hecho de que las personas vean a alguien que pasó por una situación crítica y la pudo superar, o la vive más naturalmente… ‘Mirá esta chica, tiene fortaleza’. Tal vez me jugó a favor…” Me hace acordar un poco a Fernández Meijide que contaba que tenía un hijo desaparecido en cuanta oportunidad se le presentaba (y después tuvo que desaparecerse ella cuando salieron a la luz los cargos que había repartido a familiares).

Por eso Gabriela en la campaña gráfica sale tu cara en primer plano, para que la gente vea que estás en una silla de ruedas, y tal vez te juegue a favor.

Por eso Gabriela cuando te hacen sesiones de fotos para un reportaje salís cruzando/cambiando de posición las piernas, para dar la sensación de movimiento y que la gente vea que estás en una silla de ruedas, y tal vez te juegue a favor.

Por eso.

michetti2

¿Te gustó? ¡Compartilo!