¿Por qué pienso que Dell es una mierda?

Para quienes recién sintonizan pueden empezar a leer esta crónica acá.

Más allá de mi experiencia como usuario, (tanto del producto como del servicio técnico y de atención al cliente), a raíz de estos post me he cruzado con otras personas con problemas similares (basta ver los comentarios).

Investigando un poco me he enterado que no soy el primero en hacer público su descontento con esta marca de cuarta.

El primero fue Jeff Harvis, un periodista estadounidense que allá por el 2005 (antes que explotara el tema de los blogs y social media) al tener problemas con su equipo y sentir cómo la gente de Dell le tomaba el pelo, empezó a publicar en su web el “infierno” que vivió con Dell.

Esto tuvo una repercusión muy grande, al punto que hoy en día es caso de estudio en las Universidades, acerca de lo que se debe y no se debe hacer.

Desde entonces Dell ha invertido millones en relaciones públicas, foros de internet, social media.

Pero… ¿de qué sirve todo esto, si el producto y el servicio siguen siendo una mierda?

Evidentemente no han entendido nada.

En su último libro publicado en español, llamado “Helado de albóndiga”, Seth Godin (gurú del marketing muy conocido) narra una experiencia que en pocas palabras explica por qué no conviene comprar Dell. Lo comparto con ustedes:

Jason Sherrill me entregó una nota:

Seth: Algunos conocidos mios de la industria de la tecnología de la información me dicen por lo menos una vez al mes que sería mucho mejor para mí comprar computadores portátiles marca Dell para mi compañía en vez de los ThinkPads de IBM.
Anoche llegué a mi casa a las 7:00 P. M. Prendí mi ThinkPad a las 7:15 y escuché un sonido agudo; en mi pantalla aparecieron  las palabras “Error del ventilador” y el computador se apagó.
Busqué en Google el error y me enteré de que los ThinkPads traen incorporado un mecanismo de protección para evitar que las máquinas funcionen cuando un ventilador se daña, de modo que no se recalienten y no se dañe el procesador.
Mi ThinkPad tiene ya dos años pero aún está en garantía. A las 7:28 envié una solicitud de reparación por garantía a través de la página web de IBM. A las 7:49 me llamó a mi teléfono móvil un caballero indio muy amable (aunque de un inglés difícil de entender) quien confirmó mi solicitud y me dijo que un técnico se estaría comunicando conmigo dentro de las siguientes veinticuatro horas. Esta mañana, a las 8:35, recibí una llamada de Ken, un empleado del servicio técnico de IBM y me preguntó si podía pasar entre las 12:00 M. y la 1:00 P. M. para instalar el ventilador que debería llegar a su tienda antes de las 10:00 A. M.
Ken llegó a las 12:40 y se fue a las 12:55.
En menos de veinticuatro horas pasé de un sistema que no encendía a un computador totalmente reparado sin haber tenido siquiera que levantar el teléfono.
Amigos, por eso sigo pagando un poco más por mis computadores ThinkPad.

Comparen esto con lo que me ha tocado a mi y a quienes han contado su experiencia en este blog (y si googlean van a encontrar más gente que tiene problemas con el service de Dell).

Dell apesta.

Continuará…

¿Te gustó? ¡Compartilo!