(Sé que ahora vas a pensar peor de mí, ¡y me encanta!)

  1. Siempre estoy exhausto, ya que duermo muy poco. Me mantengo en pie gracias a la cafeína y a los antioxidantes.
  2. Me cuesta cada vez más prestar atención a las cosas cotidianas (inherentes a las relaciones y que nobleza obliga) que no me interesan.
  3. No me gusta el fútbol ni la mayoría de los deportes.
  4. Compito hasta con mi sombra.
  5. Amo profundamente a mis amigos y extraño horrores a los que ya no están.
  6. Me cuesta romper una relación, pero cuando lo hago es para siempre.
  7. Soy insoportable.
  8. No tengo 25 años pero hace años que los cumplo.
  9. Me fascina y necesito ser siempre el centro de atención.
  10. Sé que tengo problemitas.

¿Te gustó? ¡Compartilo!