Hoy en día podemos encontrar todo tipo de material de lectura para estimular y formar a los más chicos, basta con ir al sector infantil de una librería para volverse loco a la hora de elegir, desear ser niño otra vez y querer comprarse todo para uno, como me pasa a veces a mí.

Revolviendo y dejando de lado toda la basura de personajes comerciales de la tele y  lo rosa de princesas, podemos encontrar libros muy interesantes y formativos.

Tal es el caso de una colección sobre temas más controvertidos, o de valores que tiene la editorial española La Galera, que a los típicos temas como “tengo un hermanito” o “el divorcio”, les ha agregado un par de títulos que hablan sobre la diversidad sexual, en un lenguaje (lamentablemente gallego ya que no se editó acá) divertido y con mucho tacto.

“Yo lo hago sentado ¿y qué?” de Arantxa Iturbe, nos presenta a un niño a quien le gusta orinar sentado como lo hacen las niñas, que da varias explicaciones de por qué es mejor orinar sentado, entre las cuales plantea la posibilidad de que tal vez sea porque quiere ser como su mamá.

“No me gusta el fútbol ¿y qué”? de Andoni Egaña, nos cuenta el caso de un chico a quien no le gusta jugar al fútbol por encontrarlo aburrido, siendo en cambio fanático de los insectos y animales, manifestando en un momento que le gustó el pitilín de un compañerito por encontrarlo parecido a una culebrilla.

Me parece muy bien que exista este tipo de material de lectura para niños, por tratar el tema en forma natural y con humor, para enseñarle a los más chicos sobre diversidad.

Están recomendados a partir de los 8 años.

diversidad

¿Te gustó? ¡Compartilo!