Todavía me cuesta creer haber recibido este correo pedorro. No por creerme excento de ellos, todo lo contrario (si no no existiría esta sección), sino por su remitente, una de las empresas número uno de tecnología: LG.

El correo es una invitación a participar en un concurso en el cual uno debe “adoptar un píxel” (una imagen sugerida o subir una propia) y escribir un mensaje de amor, paz, amistad que concuerde con lo elegido/subido, en una web especial para el concurso.

Hasta aquí todo bien, más allá que nos guste o no el mecanismo del concurso o sus premios. Incluso la web tiene muy buen diseño, no las pedorradas a las que estamos acostumbrados.

Ahora bien, tiene varios errores de comunicación y gramaticales, algo que NO DEBERÍA SUCEDER tratándose de una empresa de la envergadura de LG, que  tiene millones para gastar en marketing y publicidad, que  supuestamente encarga la elaboración de estos mensajes a profesionales que deberían ser idóneos.

Para empezar está mal personalizado: resulta que ahora me llamo Hernan (y así sin tilde). Esto es un error gravísimo, ya que como dije en otras oportunidades, la personalización es lo fundamental a la hora de vender algo, en este caso la idea que participemos en el concurso. Además que el saludo está con un solo signo de exclamación.

Después sigue con que un tal Javier está participando del concurso y me invitan a participar.

WTF?

No conozco a ningún Javier.

Tenemos también la frase “mira que buenos monitores” (los premios). Les cuento incapaces contratados por LG, que en este caso el “que” debería ir con tilde ya que no funciona como conjunción, teniendo entonces una tilde diacrítica o acento enfático.

Entre las imágenes que componen el mensaje, hay una con el texto “podrás ganar!” así, sin el signo de exclamación de apertura.

Ni qué decir, que el mail me llegó 3 veces en un intervalo de 5 minutos.

Un desastre.

Obviamente les contesté, que no me llamo Hernan ni conozco Javier alguno.


lg

Click para agrandar

lg2

Click para agrandar

¿Te gustó? ¡Compartilo!