Hace casi dos años escribí un post acerca de mi frustrante experiencia con Telecentro al intentar mudar el servicio de domicilio.

Desde entonces me llama mucho la atención la cantidad de personas que llegan al blog buscando información sobre la empresa y que dejan comentarios haciendo catarsis.

Para todos ellos y para los que siguen entrando, les hice una pequeña guía muy muy simple para solucionar sus problemas con Telecentro.

  • Antes que nada, dejar de llamar. No te hagas más mala sangre, no les importa lo que les digas, grites o amenaces, siempre se limitarán a darte un número de reclamo con el que nada se va a solucionar.
  • Si tenés el/los servicios con débito automático, llamá a tu banco y/o tarjeta, explicales lo que pasa y solicitá que anulen el débito. Esto va a evitar que te sigan cobrando mientras te bicicletean con los números de reclamo.
  • Ir personalmente (con tiempo y paciencia siempre está que explota de gente la oficina de atención al cliente). Si tu problema es con internet, llevá el módem.
  • Les decís que se metan el servicio y/o moden en el orto. Exigís la baja inmediata de todos los servicios y la devolución de lo que te cobraron de más y no usaste por su inoperancia (probablemente tengas que volver en unos días para que te reintegren la plata).
  • Si se ponen pesados los amenazás con prenderlos fuego (es recomendable llevar un desodorante y un encendedor y mostrarlos si es necesario).
  • Una vez en tu casa, llamá a Cablevisión / Fibertel (o el que más te guste) y solicitá el alta del servicio.
  • Listo, un problema menos. Doy fe que funciona.

¿Te gustó? ¡Compartilo!